El PobleNou, de zona industrial a barrio innovador

El Poblenou ha pasado en menos de un siglo de ser conocido como “el Manchester catalán” por su concentración de industrias y tener un índice grande de chabolismo, a ser uno de los barrios más innovadores y modernos de Barcelona.

Este barrio se empieza a desarrollar con la Revolución Industrial, cuando la abundancia de agua y el bajo precio de los terrenos hace que se instalen allí los primeros talleres textiles precursores de otras industrias de aceites, vinos, metal, gas, artes gráficas, pinturas y plásticos.

En el siglo XIX era la parte de España con mayor concentración industrial. Esta concentración obrera e industrial, se transformó durante el siglo XX, debido principalmente al aumento demográfico, en pequeños núcleos chabolistas como el Somorrostro, Pekín y Transcementeri.

poblenou industria innovador

La desintrialización del Poblenou

A partir de los años 60, el Poblenou vive un proceso de desindustrialización, con lo que la zona cayó en una decadencia de la que salió, con el proceso de remodelación que sufrió gracias a serle concedida a Barcelona, la celebración de los Juegos Olimpicos de 1992 y situar en su franja costera, la Villa Olímpica.

El eje central del barrio es la Rambla del Poblenou, al final, junto al mar, el cementerio y a ambos lados de la Rambla, antiguas fábricas transformadas en galerías de Arte Contemporaneo, modernos centros de negocios, edificios de lofts, y locales de copas que han hecho de esta parte, una de los lugares de ocio más concurridas de la ciudad.

La parte oeste está limitada, por la recientemente renovada Plaza de Glories y la polémica Torre Agbar.

En 2004 se dio un nuevo impulso a esta zona de la ciudad, prolongando la Diagonal hasta el mar y construyendo el recinto del Forum 2004.

Actualmente el Ayuntamiento de Barcelona incluye al Poblenou en su proyecto social y urbanístico llamado Distrito 22@, con el que tiene previsto crear nuevos espacios, como un moderno Campus para la Universidad Politécnica de Barcelona.