¿Comer en un museo?

Sabido es que hacer Turismo en Madrid es más que interesante y que puedes encontrarte con las cosas más insólitas, pero ¿alguna vez pensaste que podrías comer en un museo?

Pues sí, en Madrid se puede, en el Museo del Jamón

Juntos pero no revueltos están los museos del Prado, Museo Thyssen Bornemisza, Museo Reina Sofía y el Museo del Jamón ubicado en el Paseo del Prado, 44, pleno triángulo del Arte de Madrid.

Tres generaciones de artesanos en la charcutería ponen su experiencia al servicio del paladar más exigente.

Sentarse a la mesa de alguno de los establecimientos del Museo del Jamón, en Madrid, es tener la plena seguridad de que lo que se va a saborear es delicioso. La mejor variedad de jamones, quesos y embutidos no sólo es servida en sus mesas sino que también puede ser llevada a casa. En el Almacén Central -Avenida de Córdoba 7 y 9- se pueden adquirir piezas enteras a precio de mayorista.

Si andas cerca de la Puerta del Sol, en esquina con la calle de la Victoria te encontrarás con otro de estos espectaculares sitios donde reina el jamón.

En plena zona de tapeo hay otra sucursal del Museo del Jamón donde puedes disfrutar de una buena cena entre amigos.

Pero si en éste no encontraras sitio donde sentarte, no te desesperes, cerca de allí hay otro más

Esta sucursal del Museo del Jamón, camino al centro histórico y cerca de la Puerta del Sol, sobre la Calle Mayor, ocupa un edificio muy distinguido que aún conserva en su interior el elegante decorado de lo que fuera un restaurante frecuentado por la aristocracia de otra época.

La Plaza Mayor también tiene su Museo del Jamón.

Aquí puedes saborear las típicas tapas sentado en su terraza sobre la plaza más famosa de Madrid o bien dentro de sus salones cuyos techos abovedados te harán sentir que estás en un auténtico mesón castizo.

El Palacio de Congresos y Exposiciones, en el distrito financiero de Madrid, también merece una visita durante un día de Turismo en Madrid, ¿verdad?

Pues para tu buen comer, allí cerca -sobre la calle Capitán Haya, 15- encontrarás otra sucursal del Museo del Jamón.

Como verás, prácticamente por toda la ciudad de Madrid tendrás la oportunidad de saborear los mejores jamones, quesos y embutidos que puedas imaginar; para que nunca olvides que hacer Turismo en Madrid también significa comer muy bien.