De terrazas por Madrid

Las terrazas de Madrid son toda una tradición y casi un deporte imposible de ignorar, eso ocurre porque esta es una ciudad que vive en la calle.

Más allá de la sensación de que  los habitantes  de la capital están siempre enjaulados en sus callejuelas, cuando se conoce un poco más de ellos se descubre que a los madrileños les encanta salir y estar al aire libre. En la gran capital se respira bullicio y una constante diversión cosmopolita, pero contrariamente a lo esperado las terrazas no sólo se pueblan en verano.

Las terrazas se sitúan en la calle, en un paseo, en un patio interior, en el ático de un edificio, en las azoteas, pero.en cualquier lugar siempre están llenas de gente como parte del ambiente típico de las ciudades de la costa.

El frío en Madrid no es el más indicado para subir a esos sitios que por lo general cierran durante el invierno, sin embargo muchos  locales se las ingeniaron para adaptarse a los rigores del tiempo y permanecen abiertos casi todo el año, tratando de prolongar la sensación de calor que da el verano.

Terrazas cubiertas, fuentes de calor, máquinas de aire caliente y una infinidad de cálidas creaciones nos permiten disfrutar de un trago, grata compañía  y una charla amena, contemplando las mejores vistas de Madrid.

Gaudeamus Café

Uno de esos locales climatizados es el Gaudeamus Café en los Tejados de Lavapiés. Funciona en el edificio de las Escuelas Pías, iglesia del siglo XVIII reformada y en cuyas terrazas se encuentran el café y el restaurante, donde podemos degustar algún bocado de su variada carta mientras disfrutamos de una hermosa vista de la ciudad.

Al Paseo

Otra terraza recomendada para el invierno es Al Paseo, un local que funciona desde hace diez años en el Paseo de La Habana próximo al Estadio Santiago Bernabéu. Cuenta con una extensa carta de vinos y una carta de la Cocina Mediterránea que se renueva siempre.

El Viajero

La de El Viajero en la Plaza de la Cebada, 11 es la clásica terraza que hallamos en el Barrio de La Latina. Edificio de tres plantas donde se distribuyen el restaurante y la barra, café y bar de copas y la azotea. Tiene una decoración particular que explica su nombre, pues las paredes están forradas de fotografías de todas partes del mundo.

Cuando reserves Hoteles en Madrid sin importar la  época del año, recuerda  que siempre puedes darte el gusto de ir de terrazas por la ciudad.