Zoo Aquarium en la Casa de Campo

Sabido es que Madrid tiene una amplia oferta de actividades capaces de entretener y maravillar a los más pequeños y por añadidura también, a los adultos que los acompañan o se aventuran solos por esos entretenidos  lugares.

Parques de atracciones, grandes zonas verdes, zoológicos o también espacios especialmente ideados para los más pequeños son sólo algunas de las tantas  opciones que ofrece la ciudad.

Pero si se pretende hacer que los niños  recorran  el mundo entero sólo en un espacio de 20 hectáreas, nada mejor que llevarlos de visita al Zoo Aquarium de la Casa de Campo de Madrid, a 300 metros del Parque de Atracciones.

El Zoo Madrid es el único de Europa que reúne en un mismo espacio todas las instalaciones: Zoológico, Aquarium, Delfinario y Aviario. Es una enorme selección de más de seis mil animales provenientes de los cinco continentes, que todos los años aloja a nuevos habitantes, los últimos han sido un grupo de rinocerontes, guepardos y dos adorables crías de oso panda, primeras en nacer en España.

Con sólo cruzar las puertas del Zoo se ingresa a un mundo de aventuras y diversión que encanta sobre todo a los pequeños. Pero también a los que no son tan chicos.

Tigres de bengala, gorilas, tigre de Siberia, elefante asiático, jirafa Massai, rinoceronte Blanco, escorpión del Atlas, pingüinos de Magallanes, canguro gris gigante, serpientes, visón americano, peces, tiburones, tortugas marinas, delfines, aves rapaces, leones marinos, águilas, papagayos, cotorrasen fin, todos los animales que se pueda imaginar los encuentras en el Zoo.

También  se disfruta de increíbles exhibiciones de las que participan algunos animales que nos dejan con la boca abierta.  Desde este año, se incorporó una visita interactiva y pedagógica en las Nuevas Aulas de Educación, una experiencia que acerca a los más chicos a la toma de conciencia del cuidado necesario de  la flora y la fauna.

Lo más acertado para sellar la experiencia es, una vez termindao el recorrido,  sentarse en alguna de las terrazas del Zoo Aquarium de Madrid y mientras se comparten las vivencias, disfrutar de una merecida y exquisita merienda.